Skip to content

Bullabesa y Auguri de Dominique A

mayo 1, 2010

Disco: “Auguri”(2001), Dominique A

Pasada más de una década desde su debut, no es arriesgado señalar que Dominique Ané es el auténtico renovador de la chanson francesa. Siempre tanteándola, sirviéndose de ella para explotar su personal capacidad para tender puentes con otros estilos y referencias, y canalizar ese obsesivo indagar en su concepción de la música.
Del minimalismo inmediato de sus primeros trabajos pasó en 1.995 con “La Mémorie Neuve” (Lithium), a una suerte de canción emocional que apostaba por la intensidad y cierto dramatismo por encima de todo. Ya convertido en pieza importante de los noventa, afrontó el fin de siglo apostando por las texturas extraidas de los sampler. “Remué” (Lithium, 99), contenía un lirismo hermético aunque hermoso, ahogado, agitado; propiciado por la influencia del Tricky de aquellos años.
Auguri (Green Ufos) puede ser el trabajo más exuberante de alguien inquieto, dispuesto a no dejar de sorprenderse, sorteando la repetición y remozando con su intensa presencia el lugar común. Dejando de lado sus coqueteos electrónicos, Dominique afronta un elepé de amplia perspectiva. Catorce temas más cuatro extra en un segundo cd, en los que logra transmitir un clima propio con un grupo heterogéneo de canciones que cuentan con la estimable producción de John Parish. Sólo escuchando el corte inicial Antonia se observa su afán de inmediatez, de capturar la belleza de forma esencial y directa: una guitarra rasgada con brío acompañada por una batería; otras de fondo y una final distorsionada, con sample…. no hay bajo. Un ejercicio de lirismo en combustión espontánea repetido en “En secret” con slide y corneta dotándola de aire fronterizo y en la golpeada y opaca “Hotel Bratthold”. “Pour la peau”, para mi uno de los temas claves del disco, es una de las escasas muestras de saturación, basado en un magma de guitarras repetitivas, e insertando incluso un banjo en el aparato eléctrico. “Tourisme” es el otro desgarro eléctrico, con un blues que se anuncia resquebrajando la canción, sólo manifestándose en su escueta plenitud en los instantes finales. “Évacuez” enrarece el ambiente al modo de “Remué”, arrastrado por guitarras y sampler. Ese aspecto lúgubre también aparece en la percusiva “Nous reviendrons”, choque atmosférico entre Tom Waits y Tricky, auspiciado por el Dominique A más elegante. El más expresivo y mágico, y probablemente el que será eterno, aparece en temas como “Les chanteurs sont mes amis”, la minimalista grandiosidad de “Le commerce de l´eau”; o las estremecedoras “Où conduit l´escalier” (magnifica en su textura de órgano, vientos y batería jazzística) o “Les hommes entre eux” donde se olvida de las guitarras. Los instrumentos entran y salen con sosiego, apuntando cada uno su particular e intrínseco dinamismo y mostrando el esplendor de su eficacia. En definitiva, un conjunto de canciones que hacen de este álbum una referencia de la música popular.

BULLABESA

INGREDIENTES

  • 3 kg de pescados y de crustáceos
  • 300 g de cebollas picadas
  • 3 tomates grandes triturados
  • 40 g de ajo majado
  • 1 rama de hinojo
  • 1 ramita de perejil
  • 1 brizna de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • Hebras de azafrán (tostarlas un poco antes de añadir al guiso)
  • 1 trozo de corteza seca de naranja.
  • 2 dl. aceite de oliva afrutado.

PREPARACIÓN

Poner en una marmita grande y alta a rehogar con 2 dl. de aceite de oliva, las cebollas picadas, los tomates triturados, los ajos majados, las hierbas aromáticas y la corteza de naranja. Una vez a punto los ingredientes anteriores añadiremos primero los crustáceos, y después los pescados de carne firme, sazonar con sal y pimienta recién molida. Agregar el azafrán y dejar que macere todo el conjunto, tapado y al fresco, durante algunas horas.
Pasado el tiempo de reposo, añadir agua en cantidad suficiente para que los pescados queden cubiertos, tener en cuenta los pescados blandos que se añadirán al final de la cocción, (también puede hacerse con un fumet preparado con las cabezas y los desechos de los pescados elegidos). Tapar y dejar cocer en una intensa ebullición durante 7 u 8 minutos. Añadir entonces los pescados de carne blanda y proseguir la cocción, siempre en viva ebullición, unos 5 minutos más. Colocar los pescados y los crustáceos en una gran fuente redonda y honda. Poner en una sopera trozos de pan casero y colar sobre ellos el caldo. Espolvorear la sopa y el pescado con perejil toscamente cortado y servirlo todo al mismo tiempo, el pescado acompañarlo con una salsa rouille.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: