Skip to content

Los daneses Efterklang y ñoquis de espinacas

mayo 16, 2010

Disco: “Magic Chairs”(2010), Efterklang

Efterklang es un nombre complejo. No puede leerse bien al primer vistazo, hace falta descomponerlo en sílabas y memorizar: Ef-ter-klang. Luego ya se queda. Efterklang, en danés, significa reverberación, es decir, sonido que rebota, que hace eco, que se superpone, pero que se queda. Y eso hacen precisamente las canciones de esta banda de Copenhague: quedarse. Su tercer álbum, ‘Magic Chairs’, (publicado por 4AD) se deja querer desde las primeras semicorcheas del piano de Morning Drift, hasta la extinción por agotamiento de la última nota de Natural Tune.

Avisaron aptitudes con su anterior entrega, ‘Parades’, de 2007; un disco interesante que les puso entre la estantería del post-rock y la de pop orquestal. Ahora, en ‘Magic Chairs’, parecen apostar más por lo segundo que por lo primero. Y otra vez asusta el término: “pop orquestal”. Pero no debería, pues solo significa que habrá violines y trombones, teclados y trompetas. Efterklang son, en esta entrega, accesibles, fáciles y coloridos. Lejos queda la (también maravillosa) oscuridad de ‘Under Giant Trees’, su EP de 2007, o la complejidad del mencionado ‘Parades’.

Magic Chairs es una colección de diez composiciones impecables y acogedoras. Un camino limpio que inaugura Morning Drift y que empieza a mostrar coros delicados y fuerza con Alike, que sube justo cuando debe y hasta donde debe, y que luego se deja llevar hasta desembocar en I was playing drums , de nuevo contundente en la percusión y con un valle (2:54) de los de aplaudir hasta cansarse. Así, de una tacada, Efterklang presentan tres canciones que posiblemente están entre las diez mejores de su todavía breve discografía. Pero el álbum no se termina ahí, las que siguen, Raincoats y Harmonics, son otras dos composiciones de altura. La primera apresurada; la segunda lenta como un vals. Por no mencionar Scandinavian Love, ya hacia el final. Una canción en la que tácitamente confiesan: querían hacer un álbum de pop. Y lo han hecho muy bien.

ÑOQUIS DE ESPINACAS

INGREDIENTES

* 1 kg. de espinacas

* 50 g de queso rallado

* 3 huevos

* 200 g de harina

* 3 cucharadas de aceite

* Sal

* Nuez moscada

PREPARACIÓN

Lavar las espinacas y escurrirlas para después triturarlas. En un bol colocar las espinacas y añadir tres huevos, batirlos junto con la mitad del  queso rallado, aceite y agua, y mezclar todo poco a poco con la harina hasta conseguir una masa. Una vez obtenida la masa, hay que darle forma. Con ayuda de dos cucharillas  se van haciendo pequeñas porciones redondeadas. Posteriormente se cuecen en una olla durante al menos 15 minutos. Retirar cada porción o ñoqui con ayuda de una espumadera evitando que quede demasiado tierno. Cuando estén todos listos, colocarlos en la bandeja del horno y espolvorear el resto de queso rallado por encima. Meterlos en el horno durante 10 minutos a 180 grados. Como sugerencia para servir nuestros ñoquis podemos acompañarlos de una salsa de tomate natural.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Daisy permalink
    septiembre 11, 2010 10:19 pm

    Hola! me encanto su pag!! ademas de que efterklang y ñoquis!!! XDD me agrado … xDDD
    me encanto la idea de su blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: