Skip to content

Glasvegas vs Forfar Bridies

septiembre 25, 2010

Disco: Glasvegas ” (2009), Glasvegas

El síndrome gigantista post Oasis (“Go big or go home!”) tiene a las bandas del Reino Unido compitiendo por ser la próxima gran cosa desde antes de sacar el disco debut. Glasvegas cambió el juego cuando Morrissey se autodeclaró su fan número 1, Carl Barat (ex The Libertines) se ofreció a talonearlos con Dirty Pretty Things , y Alan McGee, magnate cofundador de Creation Records, los declaró “mejores que Oasis”. “Nunca nos hubiéramos imaginado que las discográficas terminarían compitiendo por nosotros”, declaran en plena gira por Estados Unidos. En 2008, el lacrimógeno single “Daddy’s Gone” fue un hit, se decidieron por Columbia, grabaron en Nueva York con Rich Costey (Franz Ferdinand, Interpol, Muse) y arrojaron al muro de sonido un repertorio de relatos provincianos sobre infidelidad, violencia y ausencia paterna, con distorsión marca The Jesus & Mary Chain. Glasvegas, el disco, terminó venerado en los balances anuales de música en enero de 2009. Hoy, se ríen: “Estamos tan contentos que nos va a ser difícil hacer otro hit triste”.

James Allan dejó el fútbol para musicalizar sus poemas junto a su primo Rob. Sus historias nacieron y se inspiraron en el desolador distrito de Dalmarnock, ex zona industrial de Glasgow, Escocia. “Flowers & Football Tops”, por ejemplo, es un relato sobre el asesinato de un joven desde el punto de vista de sus padres. “Las canciones no son autobiográficas, pero hay situaciones ajenas tan fuertes que uno no puede evitar ponerse en ese lugar”, dicen.

Los Allan sumaron al bajista Paul Donoghue y a la baterista Carolina McKay, quien trabajaba en una tienda de ropa vintage. Los une el fanatismo por Phil Spector, a quien homenajean en el EP navideño A Snowflake Fell (And It Felt Like a Kiss). “Hay una grandiosidad en su sonido que queremos para nuestra música. Pero él es un genio y nosotros somos una banda de tres acordes”.

FORFAR BRIDIES

INGREDIENTES

* 750g solomillo de vacuno
* sal y pimienta
* 1 cucharadita de mostaza en polvo
* 1 cebolla grande rallada
* 1/3 taza de sebo despedazado
* ¼ taza de caldo de ternera
* 2 paquetes de 285 g de pasta quebrada

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 210 C. Engrasar una bandeja de 30×28 cm con aceite. Limpiar la carne quitándole la grasa y los nervios, y cortarla en daditos de 5 mm, colocarla en un bol mediano. Añadir la sal, la pimienta, la mostaza, la cebolla, el sebo y el caldo y remover bien.
Preparar la pasta siguiendo las instrucciones del paquete y dividirla así como la carne, en seis porciones. Extender cada porción para formar un círculo de 17 cm de diámetro aprox.
Colocar una porción de relleno en el centro del círculo y humedecer el borde con agua hasta la mitad. Envolver el relleno con la pasta para formar una media luna. Presionar y ondular los bordes para que se peguen. Colocar las porciones en la bandeja. Hornear 20 minutos, bajar la temperatura a 180 C y cocer 1 hora más hasta que tomen consistencia y estén dorados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: