Skip to content

The Dark Side of the Moon y Risotto de setas

noviembre 18, 2010

Disco: “The Dark Side of the Moon” (1973), Pink Floyd

Hablar de una banda como Pink Floyd no es fácil, y menos si vas a hablar de su mejor álbum. Para muchos The dark side of the moon es el mejor disco de la historia del rock y para muchos otros, ni siquiera se trata del mejor álbum de esta banda. La siempre útil y amigable wikipedia dice esto del álbum: “El Lado Oscuro De La Luna, se enfoca en una serie de aspectos de la vida moderna: el nacimiento, el tiempo, el dinero, los conflictos armados, los viajes, las enfermedades mentales y la muerte, como presiones cotidianas que pueden llevar a alguien a la locura, teniendo que luchar mucho por no caer en ella. Esto no sólo es sugerido en la poesía del disco, sino también, a través de sonidos a lo largo del mismo. El disco es el primero en el que se expresa concretamente la idea de la vida como un ciclo, el disco comienza y termina con latidos de corazón, haciendo referencia a la naturaleza cíclica del universo en todos sus aspectos”.

Cada nota entonada en el disco es sublime. Es imposible ignorar esa critica tan agria hacia una sociedad corrompida y controlada por el dinero que es la bluessera “Money”,que a pesar de ser la canción mas comercial del álbum, describe perfectamente la transformación que sufren las ondas sonoras desde el inicio del disco, que van desde la neopsicodelia del art-rock, pasando por el jazz-blues-rock con unos solos impecables de David Gilmour y el inconfundible saxofón de Dick Parry, y concluyendo con la tristeza y la decadencia total con temas como “Brain Damage” y “Eclipse”. Pero si hablamos de pesimismo a flor de piel, ¿que me dicen del tema que abre el disco?; nunca la tristeza nos había parecido tan hermosa hasta escuchar la decadente “Breathe”. El genio detrás de este álbum para bien o para mal se convertiría en la parte dominante de la banda a partir de aquí, Roger Waters genio inverosímil o mente compleja, nos desgarraría las entrañas a su mas puro estilo, con un bajo punzante y una voz sacada de tus mas horribles pesadillas, esas mismas pesadillas que se convirtieron en una épica sublime y escalofriante “The great gig in the sky” perfumada con la voz sobrehumana de la maravillosa Clare Torry en plenitud expresiva. Pero si el dinero como ingrediente indispensable de toda sociedad decadente tenía su himno, el tiempo, como amo y maestro de infinita sabiduría coloquial lo tendría también. Roger Waters hizo sonar su bajo, Nick Mason llevó el ritmo, Rick Wright creó las escalas y dimensiones musicales, y David Gilmour, el maestro de la distorsión, simplemente las traspasó al ritmo de sus agudos solos de guitarra para dar vida a “Time”. Soberbia desde todos los puntos de vista de la imaginaria colectiva. Este es un fragmento de lo que dijo David Gilmour cuando le preguntaron acerca del concepto del disco: “Pensamos que podríamos hacer algo sobre las presiones que personalmente sentimos que nos llevan a ir demasiado lejos… la presión de hacer mucho dinero, el tema del tiempo, el tiempo yéndose tan rápidamente; estructuras de poder organizadas, como la Iglesia o la política; la violencia o la agresión. Es una versión musical de ese cliché “Hoy es el primer día del resto de tu vida”. Habla acerca de trabajar por metas que pueden convertirse en engaños.”

De este álbum, en comparación con muchos otros clásicos, no puedo decir que haya temas de relleno, sin lugar a dudas cada pieza es digna de convertirse en “Patrimonio musical de la humanidad”,  tan solo me basta oír el saxofón en “Us and them” para poder definir y colocar en el lugar que se merece a una banda tan menospreciada como Pink Floyd, para definirla y rendirle el tributo que se merece. Con este álbum se acabó la experimentación y llegó la pulcritud, se terminó la confusión de ideas y llegó la claridad mental. Pink Floyd dejó se ser una banda que hacía música para drogadictos y hippies, para convertirse en una banda que redefinió el concepto mismo de la palabra “concepto”. Tal vez este no sea el mejor disco de Pink Floyd, pero si el que mejor los define.

RISOTTO DE SETAS

INGREDIENTES

* 500 gramos de setas
* 300 g de arroz
* medio vaso de vino blanco
* una cebolla
* una pastilla de caldo de pollo
* un diente de ajo
* 50 g de mantequilla
* 100 g de queso rayado tipo parmesano
* perejil
* sal

PREPARACIÓN

Limpiar las setas y cortarlas en láminas regulares. Disolver la pastilla de caldo en tres cuartos del litro de agua caliente

En una cazuela de barro rehogar la cebolla en la mantequilla hasta que se ablande. Agregar al arroz y cocer unos minutos.

Verter el vino, dejarlo reducir a la mitad y agregar las setas y el caldo.

Cocerlo removiendo de vez en cuando, hasta que el arroz haya absorbido el caldo y rectificar la sal. Unos cinco minutos antes de finalizar la cocción añadir el ajo y perejil picados y el queso parmesano.

Añadir a la sartén el ajo y perejil machacado en el mortero; sazonar y dejar a fuego fuerte unos 20 minutos.

Dejar reposar unos 10 minutos.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: